La esposa descubrió una noticia impactante en el teléfono de su suegra

Paulina Correa era una esposa cariñosa y devota, y su esposo la amaba profundamente. Sin embargo, la relación de Paulina con su suegra, era algo muy diferente. Pero esto estaba a punto de cambiar, después de que Paulina viera algo en el teléfono de su suegra.

Todo comenzó el día en que Paulina conoció a su esposo Simón en una conferencia. La futura pareja hizo clic al instante. Su relación avanzó al punto en que Simón quiso presentar a su nueva novia a su familia.

Todos estaban encantados con Paulina, excepto la mamá de Simón.

En los ojos de la mamá de Simón, nadie era lo suficientemente bueno para él. Ya había conseguido alejar a sus otras novias siendo fría con ellas.

Pasado un tiempo Simón y Paulina ataron el nudo. Fue una boda enorme con todos sus familiares y amigos cercanos. Desafortunadamente, su malvada madre nunca se apareció.

Paulina nunca pudo entender por qué, alguien que parecía ser encantadora en la presencia de otras personas, la despreciaba tanto.

“De verdad que no podía identificar por qué. No sé por que no le caía bien e intenté de todo para complacerla”.

Con el paso del tiempo, la relación nunca mejoró.

La tensión entre Paulina y su suegra se intensificó cuando Simón cayó en una mala racha.

“La empresa de Simón estaba haciendo despidos, y le dieron la opción de dejar la empresa o de sacrificar una gran parte de su sueldo. Prefirió perder parte de su sueldo, porque teníamos que pagar nuestra hipoteca. Pero, aún así nos atrasamos con los pagos”.

Paulina les pidió ayuda financiera a sus padres. Le dieron algo del poco dinero que tenían, pero no podían ayudarles mucho.

Simón se acercó a sus padres. Su mamá se negó rotundamente.

“¡No tengo dinero! Dile a tu esposa que se encuentre un trabajo, ¡es una vivales! ¿Por qué no te conseguiste a alguien mejor?”

A Paulina no le sorprendió saber lo que había ocurrido. El resultado de esa conversación era predecible.

Más adelante, en un domingo de carne asada familiar, toda la familia estaba en el jardín pasándola bien.

Paulina había dejado su teléfono en la casa y quería revisar su correo electrónico. Estaba esperando noticias de la entrega de un regalo de cumpleaños que había pedido para Simón.

El cumpleaños de Simón ya se acercaba y quería levantarle el ánimo con un libro que le interesaba.

Paulina fue a la cocina y vio el teléfono de su suegra en la encimera.

“Mi suegra no estaba cerca y lo agarré por impulso. Solo lo iba a usar por un segundo para revisar mi correo”.

Lo que descubrió la dejó impactada…

Comenzó a revisar las transacciones de la cuenta y vio que tenía cerca de $2,193,350 pesos en su cuenta bancaria.

Paulina se escandalizó.

“Digamos que entiendo que no quisiera darme el dinero a mí, ¿pero negarse a ayudar a su propio hijo?

Paulina regresó al patio y se quedó en silencio el resto de la tarde. Una vez que llegaron a casa, le contó a Simón lo que había descubierto. Simón estaba muy decepcionado y no podía creer que su mamá lo dejara solo en la pobreza.

Decidió que era hora de acabar con eso. Agarró su teléfono y llamó a su mamá.

Simón le dijo que ya sabía que tenía ese dinero en su cuenta de banco. Y ella solo le dijo: “Si fuera solo para ti, te hubiera dado ese dinero. ¡Pero no para esa mujer que vive contigo!”

Esto enfureció aún más a Simón y le dijo a su mamá que ya no quería tener contacto con ella nunca más. Simón pensó que con esto le daría una lección a su mamá.

Paulina estaba orgullosa de su esposo. Y solo esperaba que las cosas mejoraran y que su esposo encontrara un trabajo mejor pronto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *